Piercings y salud bucodental.

¿Cómo afectan los piercings la salud dental?

piercing dentista labios lengua
Antes de colocarse un piercing en la lengua o en los labios, o permitir que nuestros hijos se lo coloquen, es conveniente informarse de las posibles consecuencias que esto puede tener. Estos son los principales riesgos de usar un piercing en la boca:

Exceso de salivación

piercing alcala dentista clinica dental
El piercing es un objeto extraño en la boca, en muchas personas esto provoca exceso de salivación o babeo, también conocido como sialorrea, sialosis o ptialismo.

Dientes astillados o erosionados.

Al comer o hablar, incluso al dormir el piercing rozará con los dientes y puede ser mordido involuntariamente. Se pueden producir desgastes y fracturas en el esmalte de los dientes.

Retraccción de las encías.

piercin retraccion encias
El roce del piercing también afecta al tejido de las encías, se inflama o desaparece parte de este tejido, quedando expuestos los cuellos y hasta las raíces de los dientes, esto se conoce con el nombre de recesión gingival.

Hipersensibilidad

Surge como consecuencia de los dientes astillados y de la recesión gingival: las zonas afectadas están menos protegidas y se vuelven más sensibles a los alimentos fríos o calientes.

Infecciones

La presencia de bacterias en la boca es normal y es inevitable. Al perforar la lengua o los labios esas bacterias pueden introducirse y acumularse en esas perforacionones y llegar hasta el torrente sanguíneo, provocando inflamaciones, en determinados casos pueden llegar a afectar otras partes del cuerpo.

Problemas estéticos

El uso de piercings en la boca afecta la forma de hablar, la posición de los labios y posiblemente también la de los dientes, estos cambios afectan el aspecto de la sonrisa y del rostro en general.

Recomendaciones

  • No ponerse piercings en la boca. Algunos de los problemas que hemos mencionado antes no se solucionan simplemente retirando el piercing, porque se han dañado las encías y los dientes.
  • Si ya tiene un piercing y aparece alguno de los síntomas que hemos descrito antes, retirar el piercing y acudir al odontólogo.
  • Si ya tiene un piercing y no tiene problemas, mantener la higiene es muy importante, en el piercing se acumula placa bacteriana al igual que en los dientes y en la lenguga. Hay que cepillar el piercing también para quitar la placa.